Viola

La viola es el instrumento mediano de la familia de la cuerda frotada, situada entre el violín y el violonchelo. Al igual que el violín, posee cuatro cuerdas y se toca con un arco. Sin embargo, lo que la diferencia de este es su sonoridad más dulce y aterciopelada, que se mueve dentro de un registro intermedio muy parecido al de la voz humana.
Posee tres cuerdas iguales que el violín y una cuarta cuerda más grave. Su sonido se caracteriza por la calidez. Se toca con una almohadilla sobre la que se apoya el instrumento en el cuello y, al igual que el violín, puedes estar de pie cuando actúas como solista y sentado cuando lo haces dentro de un grupo.
Dentro de la orquesta sinfónica, la sección de violas ocupa el espacio central en el escenario y alterna un papel de solista, tocando la melodía principal, y también acompañando al resto de instrumentos. Han sido muchos los compositores que han llevado a la viola a un virtuosismo extremo como es el caso de Paganini con su Sonata op. 35 para la Gran Viola y Orquesta. Es por lo tanto, un instrumento versátil que adopta diferentes papeles dentro de la orquesta sinfónica.
Con la viola se puede tocar, además de piezas clásicas, música popular, jazz, flamenco y otros estilos y lo mejor de este instrumento es poder hacer música en grupo.

Programación de Viola